CÓMO FUNCIONA EL CARB CYCLE EN TU DIETA

Es un método muy popular y muy utilizado que te ayuda a mejorar composición corporal, es muy efectivo ya que te mantiene en forma, pero a su vez no es restrictivo, no elimina de tu dieta diaria ninguno de los macro nutrientes. Es muy usado actualmente ya se se adapta a tu nivel de actividad física y tus requerimientos del día a día.

Usando este ciclo no vas a eliminar como tal el macro nutriente pero sí vas a tener un control de su consumo, y elegir distintas fuentes en distintos días. Lo puedes utilizar para perder grasa o mantenerte, dándote la libertad de disfrutar de los carbohidratos unos días más que otros. Cuando nuestros entrenamientos son con un objetivo estético, generalmente nos gusta mantener la grasa a raya y disfrutar de un cuerpo estético durante el mayor tiempo posible.

Cuando el objetivo es mantener la grasa a raya o intentar ganar músculo ganando la menor grasa posible, lo más importante es controlar de forma milimétrica la dieta, que es la que determinará que consigamos o no nuestros objetivos.

BENEFICIOS:

  • Aumento de leptina: Cuando tenemos los niveles de leptina bajos, nos sentimos más bajos de energía y nos cuesta realizar cualquier actividad. Si estamos siempre en una dieta hipocalórica podremos sufrir esta falta de energía y eso no será positivo tengamos el objetivo que tengamos.
  • Induce a la construcción de musculo: otro beneficio que tiene el realizar días de carga de carbohidratos es que se induce a la creación de masa muscular (siempre y cuando entrenemos fuerza, si vamos a estar sentados o realizando deportes de resistencia, este caso es más complejo que se dé). Un déficit calórico constante no ayuda a desarrollar masa muscular, eso nos debe quedar muy claro.

Ahora bien, en resumen esto no es más que alterar días altos en carbohidratos, días bajos en carbohidratos y días moderados.

¿CÓMO USAR EL CICLO DE CARBOHIDRATOS?

  • 5 días bajos y dos altos: Esta opción es la preferible si el objetivo principal es perder grasa manteniendo la mayor masa magra posible. Es sencillo, 5 días en los que reduzcamos los carbohidratos y dos días en los que los aumentemos. A ser posible, sería conveniente aprovechar los dos días altos en carbohidratos para entrenar fuerte.
  • 5 días altos y dos bajos: Cuando nuestro objetivo es ganar masa muscular, minimizando la grasa que queremos acumular, esta estrategia es bastante buena. Aunque haya concretado 5 días altos y dos bajos, lo más conveniente es si entrenamos 4 días a la semana, realizar esos 4 días altos en carbohidratos y los 3 de descanso bajos, intentando mantener en el cómputo global de la semana un superávit calórico.
  • Un día alto y otro bajo: Otra opción es alternar, un día alto en carbohidratos seguido de otro bajo en carbohidratos, fácil y sencillo.

Algo sumamente importante es siempre elegir no sólo en este método sino en cualquier otro carbohidrato de calidad, cada alimento que consumes genera un impacto en tu cuerpo, la respuesta hormonal de tu cuerpo frente a un carbohidrato natural y alto en fibra no es la misma ante uno procesado, por esto la importancia de elegir siempre carbohidratos.